lunes, 6 de septiembre de 2010

I'm a zombie.

dicen que cuando algo va mal, no puede ir peor. Eso pensaba yo también, pero las apariencias engañan. Creo que hoy sobrevivo a base de taquicardias. Mi costado izquierdo esta deshecho totalmente, sólo inspiraba las *maravillosas* palabras retorciendose como un eco en mi cavidad nasal hasta el recondito escondite donde se ahogan todas mis penas. No necesito que me recuerden quien soy, ya lo sé. Me gustaría que dejaran de buscar las cosquillas, porque al final arañan. Siempre tengo el corazón a mano, pero no puedo más, no puedo pegarlo más veces. Si no es una decepción, es una lágrima. Si no, una canción melancólica para estimular al corazón, la única forma de volver a erizarme. No necesito que me recuerden donde estoy lo sé más que nunca, sé donde están mis límites, me quedaron más que claros, sé cuando debo callar, pero no puedo controlar cuando un nudo se ata a mi garganta y mi pulso se dispara. No existe el equilibrio cuando tus niveles se han desordenado aleatoriamente. Estoy cansada. Es otro deja vu. Y mis lágrimas están cansadas de pasearse por mis mejillas otra vez más. Una detrás de otra.

4 comentarios:

  1. Conozco esa sensación... y me has hecho llorar al leerlo, por un lado soy suficientemente egoista como para "alegrarme" por decirlo de alguna manera, de no ser la unica que se siente así, por otro lado, comprendo lo mal que se pasa y espero que sea lo que sea lo que te provoca ese estado se pase pronto =)
    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. me ha gustado mucho ^^! un besito

    ResponderEliminar
  3. Alguna vez he pensado eso. Hace 3 horas justamente.

    Gracias por tu comentario. Te sigo, tu a mi?

    Besitooos

    ResponderEliminar
  4. Humm... te entiendo.. yo también me he sentido así, y no podría haberlo descrito mejor

    besos!

    ResponderEliminar

Escribe tus palabras secretas...