martes, 14 de septiembre de 2010

El día menos pensado.


Tal vez decirte que te quiero no es suficiente... Tal vez un beso no curen todas mis ansias de probarte... Tal vez mirarte es lo más bonito que puedo hacer en los momentos menos inoportunos, y más especiales... Tal vez, quizás, como quieras llamarlo, te quiera más que ayer, o menos que mañana, pero nunca lo sabrás, como yo tampoco sé que me pasa cuando te veo llegar, pregúntaselo a mis piernas... Tal vez, se ha vuelto una rutina esto de dejarme sin respiración y sin palabras. Y atarme un nudo en la garganta, y temblar cuando te tengo de frente y sobrevivir por pura ansiedad... Tal vez seas mi media naranja, mi yang, mi zumo, mi mitad, mi alma gemela, llámalo como quieras, yo te llamo amor, y de momento me conformo con serlo. Puede que sea poco o mucho, puede que nunca llegues a dármelo o nos cansemos de tanto querernos. Tal vez me gustaría amarte en secreto, no necesitarte, no estar loca, no precipitarme, no plantarme delante de tu timbre, ni ir enseñando todo lo que tú sientes escrito por mi cuerpo, pero entonces no sería yo, y entonces no te habría conocido, ni recordaría tu cara todas las mañanas nada más despertar, entonces no te querría como te quiero, y entonces sería como un simple y corriente día. Tal vez los amores de verano sean los que más duren, o quizás no. Lo que sí sé, es que es el más impredeciblemente especial. Y tal vez, escribir y escribir no sirve de nada, que mientras te cuento, estoy perdiendo tantos ratos y pasiones por vivir a tu lado. Y tal vez, sólo tal vez, me roces el corazón. Es algo así como cuando tu mano agarra a la mía, y la compra con caricias de su dedo índice, pero lo que no sabe es que mi mano espera cada día reencontrarse con la tuya por muy poco que le diese. Y así podría decirte, que tal vez.... No te quiero. Te amo. Y así tal vez, una vida entera sería corta para mí. Pero pensándolo bien, en el séptimo cielo todo es diferente. Porque hay algo que no lo sé tal vez, lo sé, sé que sólo contigo quiero llegar. Sólo tú sabes cómo hacerlo especial. Como llenar mi vida de pequeñas cosas que la hacen inmensa. Y la verdad, mi vida, que a mí no me hace falta nada más. Nada más que intentar alcanzarte día a día, para que algún día, tal vez, en cualquier lugar, tus ganas y las mías acaben con el tiempo. Y se pare ahí. En ese segundo que empecé a amarte. En el mismo segundo que no existe un tú y yo, si no un nosotros. Y entonces ahí empezar un cien mil millón de segundo más contigo, en el día menos inesperado.

8 comentarios:

  1. Muy lindo el post. Me encanto

    ResponderEliminar
  2. mm el día menos pensado. JIjiijij!

    ResponderEliminar
  3. Como bien dice mi amiga Luzii, el dia menos pensado (L)
    j'adore!

    ResponderEliminar
  4. que texto mas lindo, como la carita que tienes^^
    Barcelona es muy bonito si, quizas coincidamos algun dia! quien sabe! hahha ^^
    gracias por pasarte (L)
    actualiza prontito ...
    :P

    ResponderEliminar
  5. Qué bonito!!
    Me recordó a esa canción de La Oreja...
    "En un día de estos en que suelo pensar 'hoy va a ser el día menos pensado', nos hemos cruzado has decidido mirar a los ojitos azules que ahora van a tu lado"♪♫

    Un beso, que andes bien!

    ResponderEliminar
  6. que bonito :) y que dure siempre!

    ResponderEliminar
  7. muy bonito y romantico!!

    ResponderEliminar
  8. Qué texto más tierno ♥

    ResponderEliminar

Escribe tus palabras secretas...