miércoles, 21 de julio de 2010

18 de Julio.

-¿Qué te preocupa?
-Nada.
-¿Y tu mirada ausente?¿Tus ojos apagados?¿Tu sonrisa caída? Tú...
-No es nada... Importante.
-Importante, eres tú, cuéntamelo.
-No me preocupa, sólo que no es normal. No es normal que la primera imagen por la mañana sea la de tu cara, ni que lo primero que quiera hacer al levantarme es ir y hablar contigo para saber que aun no he despertado, ni que quiera apresurarme para ver tu cara al llegar, ni que me guste que me cuentes todo, con todos los detalles, mientras escondes media sonrisa y me coges de la mano, mi mano, que ahora también es tuya. Ni que necesite cada minuto escuchar una palabra, por tonta que sea, pero tuya. Ni que quiera hacer miles de locuras, despertar e ir corriendo hasta tu patio, saltar miles de terrazas, ir a la ducha, ir chopada por medio de la calle; escribirme en la pierna, en la espalda, en todo el cuerpo si te apetece; correr mar a dentro, contigo; estar despierta toda la noche, sólo por escuchar tu voz; subirme a cualquier autobús y perdernos; pararme un segundo y dibujarte, porque es lo más bonito que podría hacer; saltar en una fuente e ir corriendo a abrazarte; pedirte que no te vayas, sólo por ver mi sonrisa un día más. Es diferente. Cuando te miro, cuando te beso, cuando me estrujas en uno de tus abrazos, cuando deseo que me cojas, que me lo susurres al oído, cuando me gustaría bajar desde el balcón sólo porque tu estas abajo esperando, cuando recibo un mensaje, cuando veo en el móvil: Pablo llamando, cuando pienso que estarás haciendo y que debería estar haciendo yo, cuando te encuentro por la calle, cuando pienso que ponerme sólo por escuchar la palabra: "preciosa" de tus labios, cuando te busco entre la gente una noche de verano y me dejo llevar, cuando deseo que vengas a saludarme por detrás y me tapes los ojos y me beses. No quiero demostrar nada, porque no tengo nada que demostrar a nadie, es lo que siento, y no sé si tú lo sientes. Sé que es distinto, empieza a ser distinto, te empiezo a creer y te empiezo a querer. Y ahora te tocaría creerme tú a mi, realmente, eso es lo que me preocupa. Quererte.
-Miedosa, te quiero.

4 comentarios:

  1. miedosa. tienes miedo a engancharte a mi, a que te guste demasiado y pasarte un mes entero sin mi.
    Pues no lo tengas porque yo no lo tengo,se que será duro pero tambien se que a la vuelta,cuando te vuelva a ver, te cogeré y no te soltaré en mucho tiempo.A veces tambien lo pienso,pero pase lo que pase en el futuro ahora tu y yo somos el presente,juntos,unidos, no pienso en otra persona que no seas tú.

    ResponderEliminar
  2. A eso se le llama, estar enamorada.
    Muy bonito.

    ResponderEliminar
  3. Sí, nominadisima si lo has leido...
    lo estoy pasando genial la verdad^^ jeje
    te sigo guapisima!!

    ResponderEliminar

Escribe tus palabras secretas...