viernes, 25 de junio de 2010

My special summer.

*
Ya empiezan las tardes calurosas riéndote sin motivos mientras se te cae el granizado de limón sobre tu cálida piel, las gafas de sol reflejan sobre el retrovisor del descapotable, acorta tu ropa, las uñas de tus pies se vuelven de colores. Llegan las insolaciones, la piel roja, el pelo mojado, las duchas de agua fría, los conciertos, las fiestas en la playa, los chapuzones en la piscina, las tardes de verano azul, tu sonrisa y tú, tus ganas de llegar lejos, las promesas, las vueltas por el mundo y las vueltas en moto con tu pelo al aire. Subirte a lo alto de tu terraza y volar como una gaviota, y sentir el mar... Sentarte en la orilla, escuchar las olas, ir en barco, saltar al agua, reírte, soñar, volar, entusiasmarte, pasar los mejores días de tu vida, sentirte tan lígera como una pluma en el óceano. Tomarte un helado de fresa, las despedidas y bienvenidas. La palabra aburrimiento no existe en el vocabulario. Tu biquini se ha quedado enganchado a la maleta, tu mejor amigo es tu pasaporte a donde nos lleve el viento, y tu única preocupación es vivir. Sin saber porque, tu día acaba a las 10, con el atardecer reflejado en tu cara, y las típicas canciones, y los amores de verano, y las noches locas, y los tantos amaneceres, y las guerras de agua, y los pantalones cortos de aquel año, y tantas promesas que superan a lo íncreible... Y sabiendo que aún quedan 2 meses por delante. Sí... por fin, welcome to the summer.

2 comentarios:

  1. =) se necesitaba ya jajaja
    Lo mejor? El olor a sal cuando paseas por la tarde-noche por la playa
    Un beso! =)

    ResponderEliminar

Escribe tus palabras secretas...