domingo, 17 de octubre de 2010

Cobarde.


*Ella estará enamorada cuando menos te lo esperes. Cuando a mitad noche te despiertes y te veas durmiendo en forma de cucharita, sal corriendo, puede que sea demasiado tarde. No le hagas creer que es para toda la vida, porque nada es para siempre. Huye, cobarde. Dejale alguna nota que diga, "Bonita noche". Pero no vuelvas más, ella te estara esperando con una tarta en la mano que pega con tu cara.
fainthearted

3 comentarios:

  1. Siempre son los miedos los que nos alejan de lo que verdad queremos, y a veces sin darnos cuenta ese miedo no solo nos aleja a nosotros, sino que dañamos a las personas a las que de verdad importamos, y cuando nos damos cuenta es demasiado tarde, asiesque a veces es mejor dejar la cobardia al lado, te pegaras hostias pues si pero solo asi podras vivir.. :)

    ResponderEliminar
  2. mmm...miedos, miedos y mas miedos!
    vivimos llenos de miedos a pegarnos una ostia detrás de otra...los miedos te ayudan a salvar alguna ostia...pero al final te las acabas comiendo...
    gracias por pasar por mi blog!:)
    muuahh! te sigo

    ResponderEliminar
  3. A mi me encanta ese momento cuando de verdad crees que sera para siempre..

    ResponderEliminar

Escribe tus palabras secretas...